PROGRAMAS

La fundación se encuentra implementando actualmente los siguientes proyectos:

2

PROGRAMA DE RESTAURACIÓN DE AMBIENTES NATURALES A FIN DE INTERCONECTAR SITIOS AISLADOS (ISLAS).

Este programa se encuentra en sus primeras etapas de ejecución y involucra la reforestación de 250 ha que la fundación ha recibido como donación en la cuenca del arroyo Urquiza.

Ya hace años, tomadores de decisiones, científicos y el público interesado han reconocido que existe una necesidad urgente de conservar y restaurar los ecosistemas boscosos después de décadas de intensa tala, control de incendios, construcción de carreteras, uso agropecuario, minería e invasiones por especies exóticas (Esta conciencia ha sido plasmada en gran medida en la ley nacional de bosques nativos ley 26.331 y en el caso de la provincia de Entre Ríos en la ley provincial 10.284), muchas de las actividades señaladas han sido perjudiciales para los bosques nativos, ya que han compactado los suelos, canalizado cursos de agua, fragmentado los ecosistemas boscosos, suprimido el régimen natural del fuego etc., lo cual ayudó a la propagación de algunas especies invasoras, y causó la pérdida de especies nativas y la consecuente pérdida de habitats naturales y su repercusión sobre la fauna nativa. Años de esfuerzos de científicos, ecologistas y otros han ayudado a desarrollar métodos y técnicas de restauración.
En muchos países del mundo se están desarrollando actualmente programas de trabajo centrados en la restauración de los ecosistemas en lugar de en la extracción de recursos. El estado y la gente están trabajando juntos para restaurar cuencas hidrográficas que proporcionan agua potable parasus comunidades.

La restauración racional del bosque requiere un enfoque integrado y multidisciplinario enraizado en la biología de la conservación y la restauración de los ecosistemas, que incluye la preservación y protección de los paisajes intactos (particularmente aquellos que sirven como referencia o condiciones de referencia); permitiendo que la tierra se cure a sí misma; y, donde sea necesario, ayudándolo a hacerlo a través de la restauración activa. Mediante estrategias reflexivas empleadas a lo largo del tiempo, podemos restablecer las conexiones humanas sostenibles con la tierra, creando trabajos de restauración de alta calidad y fomentando las economías basadas en la conservación.
El enfoque de los principios de restauración para restablecer la integridad ecológica es la base de tres principios básicos y varios principios de trabajo.
La fundación ha centrado sus esfuerzos de restauración en la conformación de corredores que unan las numerosas islas de ecosistemas nativos cuya viabilidad se encuentra en riesgo producto de muchos de los factores antes mencionados y porque sus dimensiones los condenan a la desaparición progresiva. En este contexto nos parece importante desarrollar en forma resumida los criterios y principios que guían nuestros planes de restauración.

1. Principio central de restauración ecológica de bosques
«Mejorar la integridad ecológica mediante la restauración de los procesos naturales y la resiliencia»
La restauración efectiva de los bosques debe tener como objetivo principal el restablecimiento de ecosistemas en pleno funcionamiento. Se puede pensar en la integridad ecológica como la «capacidad de un ecosistema para soportar y mantener una comunidad de organismos equilibrada y adaptable que tenga una composición de especies, diversidad y organización funcional comparable a la de los hábitats naturales dentro de una región» (Karr y Dudley 1981, Karr 2000). Un enfoque de restauración basado en la integridad ecológica incorpora las ventajas de los modelos históricos al tiempo que reconoce que los ecosistemas son dinámicos y cambian con el tiempo. Esto es fundamental para el desarrollo de enfoques de restauración y es el principio central al cual el resto de los principios y criterios deben asociarse/conectarse.

2. Principio Básico de Economía Ecológica
«Desarrollar y emplear el uso de incentivos económicos que protejan o restauren la integridad ecológica»
Los ecosistemas forestales inalterados proporcionan un capital natural, que incluye aire y agua limpios, de los que dependen todas las formas de vida y todas las economías humanas asociadas. La restauración de ecosistemas saludables es una inversión para recuperar el capital natural que se ha visto disminuido por décadas de degradación forestal. Se debe crear un marco económico e institucional que represente plenamente estos servicios ecológicos «no de mercado» para reconocer el valor de los sistemas ecológicos intactos y guiar los esfuerzos de restauración de otros. Como tal, la restauración debe equilibrar el logro de los objetivos de restauración con el costo de la misma, a la vez que se da prioridad a la efectividad ecológica (Higgs 1997). Sin embargo, debido a que la restauración ecológica de un

bosque es un proceso natural a largo plazo que no siempre proporcionará beneficios a corto plazo y puede no pagar por sí mismo, se debe usar un marco de tiempo para el análisis económico que reconozca los beneficios a largo plazo de la restauración ( ejemplo, agua limpia, regímenes de fuego restaurados, etc.) a menudo deben tomar precedencia sobre las preocupaciones con respecto a la eficiencia (Higgs 1997). Por lo tanto, los incentivos económicos que impulsan la degradación de los bosques deben serreemplazados con incentivos que promuevan la protección y restauración de la integridad ecológica. Este último punto se encuentra parcialmente incorporada en la ley 26.331.

3. Principio Básico sobre Comunidades y Fuerza de Trabajo
«Utilizar o capacitar a una fuerza de trabajo altamente calificada y bien remunerada para llevar a cabo la restauración»
La restauración ecológica también debe convertirse en un componente importante de una economía forestal ecológicamente sana y socialmente justa. Este enfoque tiene el potencial de apoyar la viabilidad a largo plazo de las comunidades dentro de la capacidad y resiliencia de los ecosistemas forestales, al tiempo que fomenta una cultura de sustentabilidad ambiental. Una fuerza de trabajo altamente calificada y bien remunerada es esencial para que la restauración cumpla con altos estándares ecológicos. La construcción de la economía de restauración requiere un compromiso con la capacidad de capacitación regional (multijurisdiccional e interdisciplinaria), la certificación de habilidades, el financiamiento constante durante décadas y la garantía de los derechos de los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente. El proceso de avance de la restauración ecológica debe ser abierto, inclusivo y transparente, y debe contribuir a eliminar las barreras de clase, cultura, género, idioma y religión.

1. Criterio de planificación del proyecto de restauración
«Documente todos los proyectos de restauración en el contexto de una evaluación de la misma con enfoques de restauración apropiados que releven la integridad ecológica»
Todos los proyectos de restauración deben planificarse e implementarse en el contexto de una evaluación de la restauración (ver Criterio de evaluación de restauración forestal) y utilizar enfoques de restauración adecuados. (Criterio de Enfoques) para restaurar y mejorar la integridad ecológica. Debido a que los sistemas ecológicos son inherentemente complejos y dinámicos, es imposible predecir con exactitud todas las consecuencias de nuestras acciones, incluso acciones de restauración bien intencionadas. Cuanto más controvertido o experimental sea el proyecto, menor debería ser la escala. Si existe un alto riesgo y/o un apoyo científico débil, la carga de la prueba recaerá sobre los proponentes del proyecto. La planificación de restauración deberá incorporar numerosos criterios, que incluirán el uso de la mejor ciencia disponible, el monitoreo y la evaluación, el cumplimiento normativo, la priorización de los objetivos de integridad, la recuperación de especies en peligro y la obtención de fondos adecuados.

2. Criterio de evaluación de la restauración forestal
«Lleve a cabo una evaluación de la restauración antes de implementar las actividades de restauración»
Se debe realizar una evaluación de restauraciónantes de implementar un proyecto de restauración o comenzar actividades de restauración. La evaluación se realiza para determinar si se requieren actividades de restauración, y se utiliza para:
1) identificar las causas de la degradación del ecosistema a múltiples escalas espaciotemporales, incluidas las ecorregionales, intermedias y específicas del sitio.
2) determinar los métodos apropiados para restablecer los sistemas degradados.
3) crear una priorización espacialmente explícita de las necesidades de restauración en escalas espaciales.
La evaluación y las acciones correspondientes serán seguidas por un monitoreo para medir el progreso hacia la restauración de un sistema degradado para que sea más resistente a las perturbaciones y pueda persistir en ausencia de una mayor intervención humana. La evaluación de la restauración deberá realizarse primero en el contexto de una evaluación ecorregional más amplia diseñada para determinar el estado y condición de la integridad ecológica en toda la ecorregión y la distribución espacial apropiada de las reservas centrales, conectividad del paisaje y áreas de restauración necesarias para mantener o mejorar la integridad ( también ver DellaSala y otros 1996). Se pueden encontrar ejemplos de criterios de evaluación ecorregional en Scott y otros (1993), Noss y Cooperrider (1994), y Ricketts y otros (1999) u obtenerlos a partir de evaluaciones regionales publicadas disponibles para la mayoría de las ecorregiones. La inclusión de escalas de análisis adicionales proporcionará una base para evaluar los impactos acumulativos de los proyectos propuestos desde el sitio hasta el nivel ecorregional.

3. Criterio de la aproximación a la restauración ecológica
«Determinar el uso apropiado de la protección y la restauración pasiva y activa basándose en los datos de la evaluación de la restauración»
– Restauración pasiva: Detener las actividades que han sido determinadas por una evaluación de restauración como responsables de impedir los procesos de recuperación natural.
– Restauración activa: Reintroducir procesos naturales o especies a través de la intervención directa.
Los proyectos de restauración estarán diseñados para desplazar los ecosistemas hacia un nivel más alto de integridad ecológica. El plan de restauración a elegir para un lugar en particular debe basarse en las técnicas más efectivas reconocidas a través de la evaluación de la restauración, mientras que favorece los métodos menos intrusivos o intensivos que movilicen efectivamente el área hacia la integridad ecológica. Este enfoque generalmente produce los mejores resultados para la menor cantidad de tiempo y esfuerzo, promoviendo el uso eficiente de los recursos de restauración. Es importante señalar que los proyectos pueden permitir impactos negativos en el corto plazo debido a que el proyecto logrará resultados positivos a largo plazo en la ecología (por ejemplo, eliminación de caminos, barreras para el paso de peces o eliminación de especies exóticas ). En algunos casos, la situación requerirá tomar medidas en áreas de una integridad ecológica alta. En otros casos, el mejor enfoque implicará concentrar los esfuerzos de restauración en paisajes más degradados.
Factores como el apoyo sobre la base más amplia entre los interesados en la restauración y el potencial para la restauración entre los enlaces de áreas ecológicas intactas, pueden llevar a realizar esfuerzos de restauración que consumen más tiempo y son más costosos, pero que son necesarios para alcanzar los objetivos de restauración y conexión entre islas.Las evaluaciones de restauración pueden ser valiosas para resolver tales problemas.

La Fundación ha establecido las siguientes etapas en la elaboración e implementación del proyecto:

  • Relevamiento preliminar de la zona de interés (Franja de la Provincia de Entre Ríos comprendida entre el río Uruguay y 100 kmhaciaen interior de la provincia).
  • Diagnóstico preliminar del área bajo estudio.
  • Relevamiento detallado de los sectores seleccionados para conectar.
  • Diagnóstico definitivo de la situación de los recursos naturales en el área bajo estudio.
  • Identificación de áreas a conservar y/o restaurar.
  • Identificación de los propietarios de las áreas a conservar/restaurar.
  • Incorporación de los propietarios y la comunidad al proceso de conservación/restauración.
  • Elaboración del plan de restauración por secciones priorizadas en el diagnóstico.
  • Desarrollo de planes de manejo para bosques nativos incluidos en la ley provincial 10.284.
  • Desarrollo de una unidad de producción de árboles autóctonos (no existe una fuente de provisión de ejemplares en el estado y cantidades necesarias para llevar adelante el programa).
  • Implementación en etapas del plan de restauración.

La fundación ha realizado una evaluación preliminar de las zonas boscosas del espinal sobre el lado del río Uruguay de la provincia de Entre Ríos y se ha establecido le existencia de numerosos sectores de bosque nativo asociado principalmente a selva en galería o marginal y al espinal propiamente dicho. Muchos de estos sectores (sobre todo los del espinal) no cumplen con los criterios de bosque nativo enunciados en la ley 26.331. Sin embargo la Fundación se permite discrepar de los mismos en función del las características ecológicas propias de la ecorregión del espinal.
También ha establecido el alto grado de fragmentación del recurso bosque nativo. Actualmente se encuentra desarrollando el relevamiento detallado de los potenciales sectores a conservar/restaurar. Paralelamente dados los plazos necesarios para la puesta en marcha de la unidad de producción de árboles autóctonos se ha comenzado con la búsqueda de fondos para la construcción de la misma. A continuación se presenta un resumen de los objetivos y las características del proyecto.

Introducción
El término árboles autóctonos se refiere a aquellas especies arbóreas que crecen en el área biogeográfica de donde son originarias en el contexto evolutivo de las mismas. Producto de esta situación, estas especies han adquirido adaptaciones específicas que les permiten no solo desarrollarse en el sitio de origen, sino que demás les permiten interaccionar con el resto de los componentes biológicos autóctonos que en mayor o menor medida han coevolucionado con estas especies. De esta forma muchas de estas plantas son polinizadas por aves e insectos y como consecuencia de su tamaño brindan refugio, alimento y espacio para la reproducción de muchas especies animales, también autóctonas. Es por estas razones que es de vital importancia conservar estas especies.
La principal causa de la reducción de las poblaciones de estas especies vegetales es la pérdida de hábitat producto de la utilización de las tierras que ocupaban por actividades agropecuarias y en menor medida los desarrollos inmobiliarios.
En este contexto la FundaciónTekoveMymba instalará un vivero de árboles autóctonos con el objeto de fomentar la utilización de estas especies con fines educativos, conservacionistas, ornamentales y en campañas de concienciación.

Objetivos
– Crear un banco de genes de especies arbóreas autóctonas cuyas poblaciones se encuentren en declinación.
– Generar un espacio donde se puedan reproducir estas especies para ser distribuidas gratuitamente entre la población que desee implantar estas especies.
– Promover campañas educativas que incluyan la implantación de ejemplares de estas especies en escuelas, plazas y arbolado público en general.
– Producir los recursos biológicos para la implantación de islas de bosques en campos de productores agropecuarios a fin de generar ambientes adecuados para la conservación de las especies animales autóctonas.

Metodología
Se recolectarán semillas de distintas partes de las provincia de Entre Ríos con el fin de establecer un banco genético. Parte de estas semillas serán germinadas bajo condiciones semicontroladas a fin de producir plantines de las especies en cuestión. Las especies que se producirán en la primera etapa del proyecto serán las que se listan a continuación:

Nombre Vulgar Nombre Científico
Tembetarí Zanthoxylumrhoifolium
Tacuaruzú Guadua chacoensis
Pindó Syagrusromanzoffiana
Sauce criollo o colorado Salixhumboldtiana
Higuerón o agarrapalo Ficus luschnathiana
Quebrachillo Acanthosyrisspinescens
Virarú Ruprechtia triflora
Ombú Phytolacca dioica
Laurel Ocotea acutifolia
Timbó colorado Enterolobiumcontortisiliquum
Ibirá pitá Peltophorumdubium
Lapachillo Poecilantheparviflora
Ceibo Erythrina crista-galli
Lecherón o curupí Sapiumhaematospermum
Sarandi blanco Phyllanthussellowianus
Molle Schinus molle
Coronillo Scutiabuxifolia
Guayabo Psidiumguajava
Canelón Rapanealorentziana
Lapacho de Misiones Handroanthusheptaphyllus
Aliso del río Tessariaintegrifolia
Timbó blanco Albiziainundata
Sarandi colorado Cephalanthusglabratus
Yatay Butia yatay
Caranday Trithrinaxcampestris
Mbocayá Acrocomiaaculeata
Quebracho blanco Aspidosperma quebracho-blanco
Ñandubay Prosopisaffinis

Los plantines obtenidos serán luego plantados en maceta y trasladados a un sector de invernáculos a fin de obtener ejemplares de al menos un metro de altura que será el tamaño mínimo de los ejemplares que serán distribuidos y/o implantados con el fin de cumplir con los objetivos propuestos.

Productos esperados
Se espera haber producido al menos 10.000 ejemplares de árboles autóctonos a lo largo de los primeros 4 años de proyecto. La mitad de lo ejemplares serán utilizados en los proyecto de distribución y plantado de ejemplares con escuelas y como parte del arbolado público. Los ejemplares restante se implantarán como islas en sectores acordados con los dueños de los campos.

Para más información o inscripción a los programas info@tekovemymba.org.ar